obesidad gato

La obesidad es una secuela bastante frecuente de la esterilización

La esterilización de los gatos es una sencilla operación por la que se impide a los gatos procrear. Es una iniciativa que siempre suele ser positiva, especialmente para evitar una superpoblación de gatos. En este post de nuestro blog que escribimos con motivo del Dia Mundial de la Esterilización Animal, te contábamos las ventajas. No obstante, no se puede olvidar que cuenta con un inconveniente y es que los animales esterilizados tienden a aumentar de peso y a la obesidad.

En este post nos vamos a referir en concreto a la obesidad en los gatos esterilizados y cómo podemos ayudarles mantener su peso.

Motivos de la obesidad

La esterilización no causa cambios de comportamiento en los gatitos, pero los cambios hormonales que supone la esterilización sí les puede suponer una tendencia a aumentar de peso y a convertirse en obeso. Los datos nos dicen que el 31% de los gatos esterilizados sufre sobrepeso.

El principal motivo de la tendencia al aumento de peso es que con el descenso de hormonas sexuales se inhibe la ingesta de alimentos, es decir, los gato comen bastante más que antes. Según los estudios, un gato castrado puede llegar a comer hasta un 78% más que un gato que no lo está.

La obesidad o sobrepeso está determinado por un desequilibrio entre la ingesta de comida y el gasto calórico que se realiza.

No obstante evitar la obesidad en los gatos castrados tampoco es misión imposible. Lo fundamental es dedicar un poco de tiempo a que el gato tenga más actividad y evitar la ingesta innecesaria de calorías.

dieta obesidad gatoDieta de control de peso

Es muy importante seguir una dieta de control de peso. Desde el punto de vista energético un gato esterilizado necesita entre un 25% o 30% menos de calorías.

En el mercado existe numerosos piensos o comida húmeda especial para animales castrados. Es comida que se comporta como la alimentación light de los humanos. Es decir que tiene muchas menos calorías que la que comen habitualmente.

Ejercicio y juegos con el gato

Como decíamos es importante dedicar un ratito de nuestro tiempo a jugar con el gato. Los gatos castrados, además de comer más, también se mueven menos. Voluntariamente va a ser difícil que se muevan por lo es conveniente introducir estímulos en su entorno que le ayuden a jugar y a moverse.

En el mercado existen numerosos juguetes del gusto de los gatos. Rascadores con pisos que les incitarán a trepar y a moverse. Pelotas, juegos con plumas, túneles, punteros son juguetes que les encantan y que sin darse cuenta les obligará a moverse.

En Estil Caní disponemos de una amplia gama de pienso y comida húmeda especial para gatos esterilizados y en nuestros lineales podrás encontrar gran variedad de juguetes.

Sobretodo, no lo olvides, un gato estirilizado necesita que le dediques un poco más de tiempo y así el felino tendrá todas las ventajas de ser un gato castrado, pero no los inconvenientes.

obesidad gato1

Fuentes:

Blog Soy un gato

Argos Portal Veterinaria

Fotos: Pixabay