perro sindrome postvacacional

Los perros al igual que las personas sufren estrés postvacional que les puede generar problemas de conducta

Uno de los principales al que nos enfrentamos tras las vacaciones es lo que se ha denominado Síndrome postvacacional. Nuestras mascotas no son ajenas al estrés que les genera la vuelta al día a día y también sufren este síndrome

¿Qué es el síndrome postvacacional en los perros?

Durante las vacaciones de sus dueños nuestros amigos peludos sufren un cambio importante en su rutina diaria. Cambian sus horarios, pasan menos tiempo solos, dedican más horas al juego etc. Pero al igual que las personas, cuando sus dueños vuelven al trabajo y, por tanto, regresa la rutina diaria, sienten un estrés que puede llegar a generarles problemas de conducta.

El síndrome postvacacional es más habitual de lo que se puede pensar y afecta a muchísimos perros, más de los que podemos imaginar. Lo que sí que revelan los estudios es que los perros más independientes, es decir los que menos dependencia tienen de sus dueños, suelen tener menos problemas de estrés tras la vuelta a la rutina.

Efectos y soluciones al síndrome postvacacional

Dificultades para controlar los esfínteres

De repente vemos que un perro que ya controlaba sus necesidades vuelve a orinarse o a defecar en la casa. En la mayoría de los casos se debe a la modificación de horarios durante los días de vacaciones. Quizá salen más tarde, el calor también influye a la hora de programar las salidas de los peludos, por lo que en muchos casos los perros no podrán aguantar y realizarán sus necesidades dentro de la casa.

La solución pasa por tener mucha paciencia y reeducar a los perros en el control de sus esfínteres volviendo a introducir la rutina en su horario. Nunca debemos enfadarnos ya que los animales se mueven por la costumbre y si de repente les modificamos su rutina deberemos volver a enseñarles.

Reclama tu atención sin parar

Durante muchos días el perro ha abandonado su soledad habitual y ha dedicado muchas horas al juego. Ahora después de la vuelta a la normalidad te pide que sigas jugando con él.

La solución es que no abandones de todo las rutinas de juego. Dedícale un tiempo para él sigue jugando, aunque sea en otro horario. El perro se adaptará al nuevo horario de juego y se tranquilizará.

Muestra Trastorno de Ansiedad por Separación

Este es un síndrome reconocido por especialista y lo cierto es que le ocurre a más perros de lo que podemos imaginar. Después de muchos días en compañía con la vuelta al trabajo vuelven a estar en soledad gran parte del día y muchos no son capaces de superarlo.

Como decimos puede constituir un problema importante por lo que si observas que esto le ocurre llévalo al veterinario, que le haga una revisión y que diagnostique este síndrome si realmente existe. En algunos casos los perros necesitan ser tratados con medicación para poder regresar a la normalidad.

Una actividad exagerada

El exceso de actividad es otro de los posibles efectos del síndrome postvacacional. Durante semanas ha mantenido una mayor actividad: paseos, viajes, juegos etc. y ahora de repente vuelve la inactividad durante todo el tiempo que su dueño está trabajando y esto en ocasiones les genera un estrés y una ansiedad en el peludo.

En este caso la solución pasa por tener paciencia y, al menos, durante las primeras semanas dedicarle más rato al can. Ofrecerle ratos de ocio, levantarse una poco antes y darle un buen paseo, permitirle que juegue mientras está en la calle. Cuando regreses a casa hacerle ver que él también es importante.

En cualquier caso y como siempre recomendamos en Estil Caní si observas algo extraño en tu amigo peludo no dudes en llevarlo al veterinario ya que ellos te podrán aconsejar sobre como solucionar las consecuencias del síndrome postvacacional.

Como siempre esteramos que este tema sea de tu interés por lo que compártelo a través de tus redes sociales ya que seguro que podremos ayudar a otras personas que se enfrenten a este problema.

 

estil consejo sindrome postvacacional

Fuentes: NutroExpertosPerros y cachorros

Imagen: Pixabay