sistemas de retencion mascotas

La mascota debe viajar con un sistema de retención

Con la llegada de las vacaciones somos muchos los que viajamos con nuestra mascota. Al igual que las personas los animales son un ocupantes más del vehículo y en caso de colisión, impacto o simplemente que se ponga nerviosa, puede sufrir o provocar daños a los otros ocupantes o al propio conductor.

Las mascotas debe utilizar algún sistema de retención cuando viajan. Depende de su tamaño se existen diferentes medios aunque hay que tener en cuenta que, usemos la que usemos, siempre deben estar homologados conforme a la normativa europea ya que en caso contrario nos podemos enfrentar a importantes sanciones.

Sistemas de retención

Como decíamos existen diversas opciones para llevar a tu mascota cuando viajas en coche y ante todo hay que tener en cuenta algunos criterios como el tamaño o peso de la misma. Algunos de los sistemas más utilizados son:

Arneses

Sujetan a las mascotas mediante un cinturón de seguridad a los dispositivos Isofix del automóvil. Suele estar realizado en un material suave y resistente, generalmente de naylon. La correa que va al pecho del animal suele ir rellena de espuma para evitar dañar el animal en caso de tirón. Este es un sistema muy utilizado pero hay que tener en cuenta la longitud del cinturón y evitar enganchar la correa al collar del perro ya que en este caso no se realizará la función de retención y lo único que se conseguirá es convertir al perro en un elemento peligrosos para el resto de ocupantes del coche y especialmente para el conductor.

Rejilla divisoria

Hace un momento comentábamos que el sistema de retención depende del tamaño del perro. La rejilla divisoria está destinada a los viajes de perros de gran tamaño. Suele utilizarse en coches con portón o familiares. Se trata de una reja que separa la el habitáculo del automóvil del maletero, donde viaja el perro. Estas rejas se adaptan al espacio del que cada coche dispone a través de unos tornillos y se queda bien fijado para que el perro no pueda pasar al habitáculo.

Transportín

Es un sistema muy utilizado y seguro. Ideal para llevar a gatos y a perros de pequeño tamaño y poco peso. En este sistema el animal viajará dentro del tranportín. Es uno de los sistemas más seguros aunque nunca hay que dejar el transportín suelto en el asiento del coche ya que en caso de frenada puede convertirse en un objeto treméndamente peligroso. Tampoco debe llevarse abierto ya que el animal podría salir volando.

Estos son los sistemas más utilizados para el viaje de las mascotas. Como ves todos ellos son efectivos y puedes utilizar el que más te guste o el que mejor se adapte a tu mascota. Recuerda que nunca debes llevarlo suelto para evitar que pueda hacerse daño o convertirse en un elemento peligroso.



Par que no te queda ninguna duda te reproducimos las obligaciones que tienen los conductores sobre el transporte de animales, según el reglamento de circulación:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Estamos seguros que esta información te resulta muy interesante por eso la recogemos en nuestra sección Estil Consejos y te pedimos que la compartas ya que esperamos ayudar a muchos dueños de mascotas y sobre todo evitar muchas sanciones.

¡Gracias!

Fuentes:

http://www.circulaseguro.com/tres-sistemas-de-retencion-en-el-coche-para-mascotas/

https://blog.aparcandgo.com/2014/04/15/viajar-en-coche-con-tu-mascota-cumpliendo-las-normas/