mascota Navidad

Los excesos en Navidad puede llevar a tu mascota a un importante nivel de estrés

Estamos ya muy cerca de la Navidad y nuestras mascotas las celebran con nosotros como si de un miembro más de nuestra familia se tratase.

Son unas fiestas maravillosas pero aunque no lo pensemos podemos perjudicar a las mascotas con las rutinas de estos días.

En Estil Caní queremos darte una serie de consejos para que tu mascota pueda pasar de una manera divertida y sin ningún exceso estas fiestas.

Comparte la alegría con ellos

La Navidad es una fiesta en la que se pasa muchas horas con la familia y los amigos. Demostramos una alegría desbordante y no nos importa disfrazarnos con gorros navideños, collares, gorritos de cartón etc.. No dudes en disfrazar a tu mascota también, al igual que hacéis vosotros ya que esto hará que comparta vuestra alegría y se sienta integrado en la fiesta.

¡Ojo con los adornos navideños!

En pocos días nuestras casas estarán llenas de adornos navideños y las mascotas seguirán circulando por la casa como si todo fuera igual que antes. Es imprescindible que tengas mucho cuidado porque los tejidos o materiales pueden ser tóxico para ellos, sin contar que se pueden atragantar con los adornos.

adornos Navidad

El exceso de ruido

Como cualquier otra fiesta la Navidad es una fiesta donde el ruido se hace patente dentro y fuera de la vivienda. Las mascotas, especialmente los perros, tienen una capacidad auditiva muy superior a la de los humanos. Los petardos, muy habituales en nuestras celebraciones, pueden generar cierto estrés en las mascotas.

Para ayudarles a evitar el estrés lo mejor es disponer para ellos de una habitación donde estén todos sus juguetes y pueda estar tranquilo durante el tiempo que el ruido es muy fuerte para ellos.

La alimentación

La alimentación durante las fiestas navideñas es un poco caótica, tanto para personas como para mascotas. No obstante, para ellos es más perjudicial. Turrones, chocolates o mazapanes son muy del gusto de las mascotas y las tomarán sin dudar si se las ofreces, pero no debes hacerlo, ya que pueden tener muy malas consecuencias para su sistema digestivo. En las copiosas comidas navideñas también se hacen muchos productos que no son nada bueno para las mascotas. No les des comida casera ya que puede producir intolerancias.

Los traslados familiares

La Navidad es una festividad eminentemente familiar y son fechas en las que se producen muchos desplazamientos. Estos viajes pueden suponer un estrés extra, sobretodo en los gatos. Tómate las cosas con calma. Si viajas con tu mascota, hazlo con los sistemas de retención adecuados para que tu mascota viaje más cómoda y segura.

Si por el contrario optas por no llevarlas estudia muy bien lo que vas a hacer con tu mascota. Si son pocos días puedes dejarla en casa con todo lo que necesita y bajo el cuidado de alguien que diariamente compruebe que se encuentra bien. También puedes optar por una residencia, elige la que sea más adecuada para tu mascota.

Juegos

Durante las fiestas navideñas disponemos de más tiempo libre por los festivos o porque muchas personas disfrutan de unos días de vacaciones. Aprovecha para pasar más tiempo con la mascota. Juega con ella, hacer juntos actividades etc. Todo lo que implique afianzar la relación con ella será positivo.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad para que la Navidad sea una festividad muy feliz tanto para ti como para tu mascota.

Fuentes e imágenes

http://www.veterinariamarbella.com/2010/02/cuidados-de-las-mascotas-en-navidad/

Pixabay